door-2082742_1920

Lo esencial es invisible a los ojos

Cuentan que el célebre Louis Pasteur estaba reunido con sus discípulos cuando estos argumentaban:

– Maestro, hemos abierto miles de cadáveres y no encontramos rastro del alma humana de la que usted tanto nos habla –

– Cuando muera vuestra madre abrirla en mil pedazos a ver si encontráis ahí algo del amor que os dio – Contestó    Pasteur –

Como decía Antoine de Saint-Exupéry en “El Principito” lo esencial es invisible a los ojos, no nos quedemos sólo con lo visible y cuantificable, detrás de lo visible y manifiesto se esconde todo un mundo que contribuye en gran medida a vivir una vida plena y llena de significado.