the-knotted-gun-879289_1280

Comunicación No Violenta

Con más frecuencia de la que nos gustaría lo obvio es obviado:
 
¿Quién no ha perdido una amistad o una pareja por culpa de discusiones inútiles? Estos son los principios de la Comunicación No Violenta para la resolución de conflictos ideados por Marshall Rosenberg:
 
1. Detecta el origen del problema: detecta el suceso que te crea el conflicto y cómo este te hace sentir. Por ejemplo,” cuando mi amigo Pedro se ríe y hace bromas de lo mal que bailo me siento herido y avergonzado”
 
2. Busca el momento oportuno y haz una aproximación amistosa. Cuando estamos emocionalmente desbordados no es buena idea intentar resolver la situación, en caliente “una sola gota más puede colmar el vaso”. Permite que se enfríe la situación y busca un momento y lugar para poder hablar en la intimidad con la otra persona, haciendo una aproximación amistosa, siguiendo con el ejemplo “Pedro, te aprecio y valoro nuestra amistad”
 
3. Hazle saber a tu interlocutor el comportamiento objetivo que te molestó y cómo te sentiste. Siguiendo con el ejemplo “herido y avergonzado”.
 
4. Comenta la necesidad que no ha sido satisfecha y atrévete a hacer una petición. “Pedro, cuando salimos a bailar necesito sentirme seguro, saber que no me sentiré herido y avergonzado por chistes caústicos, me gustaría que no hicieras más chistes de este tipo”
Nota: Marshall Rosenberg es un psicólogo que ha dedicado toda su carrera a la resolución no violenta de conflictos. Nació en los barrios pobres y conflictivos de Detroit y desde joven tuvo clara su misión. Investigó y comprobó científicamente los principios de la comunicación no violenta.
En la entrada publicada he sintetizado dichos principios a partir de la exposición de los mismos que realiza el Dr. Servan – Schreiber en su magnifico libro “Curación emocional”.