chinese-676647_1280

Kodo Sawaki

Kodo Sawaki fue el maestro de Taisen Deshimaru el gran introductor del Zen en Europa. El Zen es valiosísimo por sí mismo, en palabras de Alan Watts constituye un auténtico camino de liberación. Sin embargo, desde que entró en occidente las sinergias fructíferas no se hicieron esperar y uno de los campos en los que más influyó y sigue influyendo es en la psicoterapia, más concretamente en sus ramas humanistas y transpersonales sin olvidar ciertas corrientes del psicoanálisis (de rigor es mencionar el libro de Erich Fromm Budismo Zen y Psicoanálisis”).

Salvando las distancias (que las hay y son obvias, por algo son dos disciplinas independientes), me interesa sobre todo ciertos paralelismos que veo entre las enseñanzas del Zen de Sawaki y la Terapia Gestalt de Fritz Perls: ambos enfatizan en el autoapoyo, en vivir desde la autenticidad, en la determinación y la autorresponsabilidad así como en una profunda confianza en la vida y la existencia. Veamos algunos ejemplos de Sawaki extraídos de su obra “El Zen es la mayor patraña de todos los tiempos”:

 

“Esto es mejor que aquel ¿Puede en verdad decirse algo así? Cada uno de nosotros se eleva como la pared de un acantilado, lejos hacia el cielo. Ahí no hay comparación posible: tú eres tú, yo soy yo. ¿Se ríen de ti porque eres un inútil? Todo lo que tienes que hacer es encontrarte a ti mismo. Descubre cuáles son tus fuertes. Erígete sólidamente sobre ti mismo, apóyate firmemente en ti mismo.”

 

“Seguir la Vía del Buda significa dejar de imitar a los demás en todo. En la Vía del Buda no puedes imitar a nadie, has de andar tú mismo, de tu propia y genuina manera. Tampoco puedes imitar a nadie con respecto a la paz de espíritu, ¿cómo podrías imitar el satori de otra persona? Se trata de ti mismo, en este lugar, en este instante: ¿de qué te sirve apelar al satori de tu maestro? Es TÚ vida, ahí nada corre por cuenta de Buda. Practicar la Vía significa crear tu propia vida, significa encontrar tu propio camino para vivir esta vida.”

 

“Lo que hoy en día se llama religión no son más que buenas palabras que no sirven para nada; palabrería huera, recitada de memoria, sin relación alguna con nuestra vida.”

 

“Inmerso en el delirio colectivo dejas de saber qué es blanco y qué es negro. Y si lo que haces, por malo que sea, lo haces dentro del grupo, no te parecerá ya tan malo. Te pierdes de vista a ti mismo. ¡Fuera con vosotros! ¡Yo soy yo!”

 

“La Vía del Buda no conduce al paraíso. Consiste sencillamente en no extraviarse con quimeras y en no volverse loco. Practicar la Vía significa sencillamente descongestionar la cabeza. Se trata de amasar a fondo los conceptos rígidos e ideas persistentes que tenemos en la cabeza. Sólo cuando no nos aferremos absolutamente a ninguna cosa tendremos una mente suave y dócil.”

Kodo Sawaki, del libro “El Zen es la mayor patraña de todos los tiempos”

 

Desde los años 60 occidente ha sido altamente permeable a las tradiciones y filosofías orientales. Actualmente la información sobre el tema es muy extensa y a menudo confusa. Frente a la fantasiosa New Age que adulteran las enseñanzas tradicionales, creando una terrible confusión y la ilusión de que se puede transformar la propia vida por arte de magia sin necesidad del esfuerzo correcto y las frustraciones que este conlleva, encontramos enseñanzas genuinas, inspiradoras y que permiten transformar la propia vida.