library-68633_1920

Pioneras de la psicoterapia: Karen Horney

La afable rebelde del psicoanálisis como la califica Claudio Naranjo (2008) fue una pionera no sólo de la psicología humanista sino de la psicoterapia moderna tal y como la conocemos.

En su primera obra “La personalidad neurótica de nuestro tiempo” (1937) da una magnífica definición de la neurosis de total vigencia en la actualidad «Existen dos características de la neurosis: primero cierta rigidez en las reacciones, y segundo, una estimable discrepancia entre las capacidades del individuo y sus realizaciones»

Esto es, existe en nosotros una tendencia al anquilosamiento, una tendencia no natural que constituye una auténtica enfermedad: es lo que Wilhem Reich denominó carácter y armadura caracteromuscular y que en las tradiciones espirituales se denomina ego. Se caracteriza por la inconsciencia y un modo de reaccionar automático y estereotipado que se manifiesta en nuestra vida con soler tropezar con las mismas piedras del camino.

Respecto a la discrepancia entre las capacidades del individuo y su realización hace referencia a que el ser humano de nuestro tiempo se queda en muy poco de lo que podría llegar a ser si se atreviera, si reflexionara, si enfrentara sus miedos al qué dirán y se atreviera a ser él mismo. En referencia a esto cita en Neurosis y Madurez (1950):

«En el hombre son inherentes las fuerzas constructivas de evolución que le impulsan a realizar sus potencialidades. Esta creencia no significa que el hombre sea esencialmente bueno, lo cual presupondría un conocimiento dado del bien y del mal. Significa que el hombre, por su misma naturaleza y propio acuerdo, lucha por realizarse, y que sus talentos se desenvuelven con tal lucha… Sólo puede desarrollarse, en el verdadero sentido, cuando asume la plena responsabilidad de sí mismo»

Mujer en un mundo dominado por los hombres Horney destacó como pionera del psicoanálisis y la psicoterapia. Adelantándose a su tiempo supo ver más allá del síntoma la salud y las fuerzas constructivas que caracterizan a la especie humana cuando se dan las condiciones óptimas para su desarrollo.